Friday, September 29, 2006

Regimen de Garantia

El servicio aduanero tiene como una de sus funciones principales el resguardo de la renta fiscal, no obstante debe prever una forma de preservar los intereses de los contribuyentes teniendo en cuenta que está brindando un servicio al comercio internacional de la Nación.
Para agilizar el libramiento de las mercaderías que realizan operaciones aduaneras, asegurando los intereses del fisco, se establece la constitución de fianzas a favor de la Dirección General de Aduanas en un sinnúmero de situaciones que pueden presentarse durante las transacciones comerciales desde y hacia el exterior.

De tal modo el Código Aduanero norma un régimen sumamente útil para los operadores de comercio exterior, abarcando los diferentes conflictos que podrían demorar el libramiento de la mercadería.

La Ley permite la constitución de garantías para las siguientes situaciones:

a) Libramiento de mercadería de importación o exportación que reconozca o este sujeta a una eventual diferencia tributaria. Para el caso, debe abonarse la liquidación estimada y conformada en la declaración comprometida y, por la determinación en conflicto, garantizar hasta la suma mayor que pudiera aplicarse, según la estimación del servicio aduanero.

b) Libramiento de mercadería con espera en el pago de tributos, en relación con los conceptos que se han autorizado abonar en un determinado plazo; exige que tanto el importe por el tributo, como también los intereses y accesorios puedan garantizarse.

c) Libramiento de mercadería sometida al régimen de admisión temporaria, a fin de resguardar los eventuales tributos con que pudieran gravarse esas mercaderías en caso de una destinación definitiva para consumo. También establece el dispositivo que, en la hipótesis de tratarse de una mercadería afectada a una prohibición, el importe del afianzamiento debe cubrir el valor en aduana de las mercaderías amparadas por la operación temporaria. En atención a que el régimen de importación temporaria dispone la obligación de exportar los bienes introducidos bajo el amparo de aquella destinación suspensiva, la ley garantiza cualquier incumplimiento merced a la garantía otorgada.

d) Libramiento de mercaderías sometidas al régimen de exportación temporaria, a fin de resguardar los posibles tributos con los que pudieren gravarse esos elementos en caso de una exportación definitiva para consumo. Asimismo, en la hipótesis anterior, o de tratarse de mercadería afectada por una prohibición, el importe de la garantía debe cubrir el valor en aduana de las mercaderías amparadas por la operación temporaria, ello, habida cuenta de la obligación de que retornen al territorio aduanero.

e) Libramiento de mercadería de importación sujeta al cumplimiento de una obligación como condición de una franquicia o beneficio.

f) Libramiento de mercadería, en virtud de la cual se hubiera permitido el registro de la destinación aduanera, sin que se acompañe la documentación complementaria. La fianza debe cubrir la eventual multa automática prevista en caso de no presentar la documentación faltante en los plazos establecidos.

g) Libramiento de mercadería sujeta a la aplicación de derechos antidumping o compensatorios. La autoridad de aplicación del régimen respectivo es quien dispone el importe a afianzar, a los fines de resguardar la eventual imposición tributaria.

h) Libramiento de mercaderías cuyo despacho esté definido como consecuencia de la instrucción de un sumario por la presunta comisión de un ilícito aduanero que puede dar lugar a la aplicación de una sanción de multa. En el supuesto de importación, el importe a garantizar debe cubrir el valor en aduana de la mercadería, salvo que el importe de multa a aplicar resultase menor, en tal caso, se prevé el afianzamiento de este último monto. Si la destinación solicitada está gravada con algún tributo, debe pagarse o garantizarse dicho importe. En el supuesto de exportación, la fianza debe resguardar el importe equivalente al valor en plaza del bien, descontado el pago de los tributos que debiere efectuarse en efectivo. Cuando el máximo de la multa eventualmente aplicable, adicionada a la diferencia de tributos que pudiera resultar exigible, es un importe inferior, basta con afianzar el de la multa, y, además, pagar y garantizar los importes por la diferencia tributaria que pudiera existir.

i) Libre disponibilidad de mercadería objeto de una medida cautelar recaída en un sumario instruido por la presunta comisión de un ilícito aduanero que pueda dar lugar a una sanción de multa, dispuesta luego del libramiento. El importe a garantizar debe ser el valor en plaza de la mercadería, salvo que el máximo de la multa que eventualmente pudiera corresponder, adicionado a la diferencia de los tributos pertinentes, fuera un importe inferior, en cuyo caso corresponde este último.

j) La autorización de operaciones de tránsito de importación exige que se garantice el importe eventual de los tributos con que estuviera gravada la importación para consumo. En la hipótesis que la mercadería estuviera afectada por una prohibición, la fianza requerida debe cubrir el valor en plaza de la mercadería.

k) La percepción anticipada del “drawback” puede permitirse siempre que se constituya una garantía a favor del Estado Nacional por el importe en cuestión, con más un 10 % para cubrir posibles sanciones y accesorios.

l) El cobro anticipado de reintegros y reembolsos puede efectuarse siempre que se otorgue una fianza a favor del Estado Nacional por el importe percibido, con más un 10 % para cubrir sanciones y accesorios.

m) Las habilitaciones de ámbitos para el funcionamiento de depósitos aduaneros deben garantizar los montos que las reglamentaciones de la Dirección General de Aduanas dispongan. Ello debe resguardar el cumplimiento de las eventuales responsabilidades tributarias por las mercaderías que guardan, así como por las responsabilidades penales del depositario o de aquel por quien éste deba responder, según el caso.


Las garantías podrán referirse a una sola operación o bien a varias. El servicio aduanero será quien fije el tipo e importe de la garantía global que puede ser utilizada por cada una de las aduanas intervinientes, corresponde a las aduanas afectar la garantía global que se acompaña en proporción al importe de cada operación individual, y resulta que la parte de la garantía global liberada por cancelación de cada operación aduanera se reincorpora en forma automática en la garantía global.
Siempre que el importe y la solvencia de la garantía fueren considerados satisfactorios por el servicio aduanero, los operadores podrán optar por alguna de las siguientes garantías:

· Depósito de dinero en efectivo

· Depósito de títulos de la deuda pública

· Garantía bancaria

· Seguro de garantía

· Garantía real, en primer grado de privilegio, únicamente para asegurar el pago de los importes comprendidos en una espera o facilidad de pago de las autorizaciones del Código de Aduana.

· Afectación expresa de la coparticipación federal en el producido de impuestos nacionales, cuando se tratare de operaciones efectuadas o a efectuarse por entes o dependencias centralizadas o descentralizadas de la Nación.

· Aval del Tesoro Nacional, cuando se tratare de operaciones efectuadas o a efectuarse por entes o dependencias centralizadas o descentralizadas de la Nación.

· Las demás que sean autorizadas por la reglamentación para los supuestos y en las condiciones que se establezcan.

Se veda el uso del régimen de garantías para el libramiento de mercaderías, si pudiera afectar la decisión aduanera o la consideración de un recurso deducido contra la misma.
Se trata de mercaderías sujetas a procesos sumariales por presunta comisión de ilícitos reprimido con pena de decomiso.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home