Saturday, September 30, 2006

Sujetos del Servicio Adunero


Importadores.
Personas que en su nombre importan mercaderías, ya sea que las trajeren consigo o que un tercero lo haga para ellos.

Exportadores.
Personas que en su nombre exportan mercaderías, ya sea que la llevaren consigo o que un tercero llevare la que ellos hubieren expedido.
El concepto de personas debe ser entendido tanto en relación a las personas físicas como a las jurídicas.

Despachantes de aduana.

En 1912, el presidente Julio Argentino Roca reconoce por primera vez en un decreto la existencia e importancia de este profesional. En los primeros tiempos, su actividad fue tratada atendiendo al tipo de tareas que podía realizar un gestor. Con el correr de los años, la ANA, organismo ante quien este profesional debía actuar, así como el Centro de Despachantes de Aduana de la República Argentina, entidad que los nuclea, fueron extremando los requisitos.
El 26/08/46 se sanciona la ley 13.000, que reglamenta esta profesión. Esta ley exceptúa de exámenes y dispone la inscripción que soliciten, de los profesionales en ciencias económicas y jurídicas.
Posteriormente, la ley 17.325 (1967) deroga la anterior norma y se encuadra a los despachantes de aduana como agentes auxiliares del comercio.
El despachante de aduana es el nexo obligado entre el comercio importador - exportador y el estado.
Son agentes auxiliares del comercio sujetos a las normas pertinentes de la legislación mercantil y del servicio aduanero, que colaboran con la regular y correcta percepción de los tributos aduaneros, facilitando la actividad del servicio aduanero.
Su declaración comprometida, tanto en materia de importación como de exportación, causa efectos de inalterabilidad, en cuanto al valor, cantidad y calidad de los efectos declarados.
Son despachantes de aduana las personas de existencia visible, que en las condiciones previstas en este código, realizan en nombre de otros ante el servicio aduanero, trámites y diligencias relativas a la importación, exportación y demás operaciones aduaneras (art. 36.1 del Código Aduanero).
La convención de Kioto define al despachante de aduana como "todo tercero" cuya actividad consiste en ocuparse de desaduanamiento de las mercaderías de importación o exportación.
No corresponde al despachante establecer el precio de importación ni las circunstancias comerciales, financieras o de otra índole de la operación, por no haber tenido participación alguna en las negociaciones realizadas entre el comprador y el vendedor.
En materia infraccional aduanera, la jurisprudencia sostiene la falta de responsabilidad del despachante, cuando ha cumplido con las obligaciones a su cargo y no se apartó de las instrucciones impartidas por el exportador o importador.
El código aduanero afirma, en la exposición de motivos, que la responsabilidad infraccional se basa en los deberes impuestos por el ordenamiento aduanero: "... quien los cumple no podrá ser sancionado, quien no los cumple deberá responder por tal incumplimiento".
La misma norma declara al despachante de aduana auxiliar del comercio y del servicio aduanero.
El despachante de aduana es el nexo entre el importador - exportador con el servicio aduanero y es responsable ante el mismo de cualquier error o falsa manifestación que produzca en la Declaración Comprometida de las operaciones que ante él oficializa.
Son requisitos para inscribirse en el Registro de Despachantes de Aduana:
Ser mayor de edad, tener capacidad para ejercer por sí mismo el comercio y estar inscripto como comerciante en el Registro Público de Comercio.

Haber aprobado estudios secundarios completos y acreditar conocimientos específicos en materia aduanera en los exámenes teóricos y prácticos que se establecieren a tal fin.

Acreditar domicilio real.

Constituir domicilio en el radio urbano de la aduana en la que hubiere de ejercer su actividad.

Acreditar la solvencia necesaria y otorgar a favor de la ANA una garantía en seguridad del fiel cumplimiento de sus obligaciones.

No estar comprendido en alguno de los siguientes supuestos:

Haber sido condenado por algún delito aduanero o por la infracción de contrabando menor.

Haber sido socio ilimitadamente responsable, director o administrador de cualquier sociedad o asociación, cuando la sociedad o asociación de que se trate hubiera sido condenada por cualquiera de los ilícitos mencionados en el inciso anterior. Cuando hubiera sido sancionada por la infracción de contrabando menor, la inhabilidad se extenderá por cinco años desde que la condena hubiera quedado firme. Se exceptúa de la inhabilitación a quienes probaren haber sido ajenos al acto o haberse opuesto a su realización.

Haber sido condenado por delito reprimido con pena privativa de la libertad, exceptuándose los delitos contra las personas, el honor, la honestidad y el estado civil, cuando la sentencia hubiera concedido el beneficio de la ejecución condicional de la pena.

Estar procesado judicialmente o sumariado en jurisdicción aduanera por cualquiera de los ilícitos mencionados en los incisos anteriores, mientras no fuere sobreseído provisional o definitivamente o absuelto por sentencia o resolución firme.

Haber sido condenado con pena accesoria de inhabilitación para ejercer cargos públicos, hasta que se produjere su rehabilitación.

Haber sido sancionado con la eliminación de cualquiera de los demás registros previstos en el artículo 23 inciso t), hasta que se hallare en condiciones de inscribirse.

Se fallido o concursado civil, hasta dos años después de su rehabilitación.

Encontrarse en concurso preventivo o resolutorio, hasta que hubiere obtenido carta de pago o acreditare el cumplimiento total del acuerdo respectivo.

Estar inhibido judicialmente para administrar o disponer de sus bienes, mientras esta situación subsistiere.

Ser deudor de obligación tributaria aduanera exigible o de obligación emergente de pena patrimonial aduanera firme, o ser socio ilimitadamente responsable, director o administrador de cualquier sociedad o asociación, cuando la sociedad o asociación de que se trate fuere deudora de alguna de las obligaciones mencionadas. Estas inhabilidades subsistirán hasta la extinción de la obligación.

Ser o haber sido agente aduanero, hasta después de un año de haber cesado como tal.

Haber sido exonerado como agente de la administración pública nacional, provincial o municipal, hasta que se produjere su rehabilitación.


Agente de transporte aduanero.
El código aduanero se refiere a los agentes de transporte marítimos, aéreos y terrestres.
Se los define como aquellas personas de existencia visible o ideal que actúan en nombre de los empresarios de transporte asumiendo las gestiones realizadas con la presentación del medio transportador y de sus cargas ante el servicio de aduana.
Además de ser auxiliares del comercio, son auxiliares del servicio aduanero.
Los otros sujetos que por su actividad profesional, técnica o comercial, no resultan indiferentes al servicio aduanero son: proveedores de a bordo, técnicos de reparaciones, lavadores y demás personas de existencia física o ideal que cumplieren actividades en la zona primaria aduanera, correspondiendo a la aduna supervisar la actividad de todas estas personas.


0 Comments:

Post a Comment

<< Home