Thursday, September 28, 2006

Zona de vigilancia especial en tres cruces

Buscan evitar la evasión de impuestos a la exportación que produce un defasaje de 100 millones de pesos anuales(Jujuy al día) - A partir de hoy 1 de agosto a las 7 de la mañana comienza a funcionar la Zona de Vigilancia Especial en Tres Cruces, a fin de controlar el comercio hormiga-exportador. La principal preocupación proviene del sector de molinos, hay una fuga de alrededor 100 millones de pesos en impuestos que no se tributan por este sistema informal de comercio.Según informa, el director Regional Aduanera Córdoba, Eduardo Cuello, la resolución general 2048/06 entra en vigencia a partir de hoy, pero luego de un arduo trabajo de aproximadamente 55 días, durante los que se llevaron a cabo reuniones con diferentes sectores a fin de que el impacto social de la medida, sea el menor posible. En esta serie de reuniones participaron diferentes Cámaras, el Gobierno de la provincial, Molineros de la República Argentina, Gendarmería, DGI, ya que se trata de “un proyecto ambicioso” y a fin de ir “previniendo reclamos por falta de información”.La oficina aduanera de la Zona de Vigilancia Especial funcionará en un predio cedido por la minera El Aguilar S. A. y tendrá un trabajo de lunes a lunes, las 24 horas del día. Contará con el apoyo logístico de la DGI, Gendarmería y se espera que en las próximas semanas se sume Rentas de la provincia.Según las estimaciones que tienen desde la Dirección Regional anualmente pasarían la frontera alrededor de 120 mil toneladas de mercadería sin el debido control, ni el tributo por exportación. Usando distintos mecanismos a fin de sortear los regímenes impositivos.“La intención es reordenar la exportación, erradicar la informalidad” sostuvo Cuello agregando que la aplicación será gradual, primero se trabajó sobre el trigo y ahora –según indica la resolución- se tratará de productos como cereales, oleaginosas que no cuenten con los debidos permisos de embarque.Las pérdidas al erario público que provoca este tipo de comercio ilegal, cuya circulación se alimenta de los “pasadores” en el llamado “trafico hormiga”, es –estimativamente- de 100 millones de pesos mas impuestos como IVA, impuestos a las exportaciones, ingresos brutos y otros gravámenes provinciales.Cuello explica que la necesidad de regular la exportación bajo la figura del Tráfico Vecinal Fronterizo surge de las quejas de graneros y molineros que encuentran una competencia desleal y la dificultad de sostener el precio en el mercado local debido a la escasez de stock por la exportación por la que no facturan como tal.El acto de inauguración se hará hoy con la presencia de Eduardo Cuello, Adolfo Martínez delegado en Jujuy y otras autoridades de la Dirección Nacional de Aduanas y el acompañamiento del Gobierno de la provincia.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home